Maestría en Gestión Ambiental concentración Manejo de Riesgo y Adaptación al Cambio Climático

Desde la era industrial, hasta hace algunos años, las sociedades creían irrefutablemente en la doctrina del crecimiento económico exponencial, que se fundamentaba en la posibilidad ilimitada de recursos en la Tierra para soportar dicho crecimiento. Sin embargo, en la actualidad se reconoce que nuestro planeta no es capaz de soportar indefinidamente el actual orden económico internacional, que los recursos naturales no son bienes ilimitados y que los residuos sólidos, líquidos o gaseosos procedentes de nuestro sistema de vida, la destrucción de áreas naturales y la eliminación de especies de flora y fauna, implican un grave riesgo para la salud del planeta y todas sus formas de vida.

Es innegable que en el mundo actual hay un incremento de catástrofes, muchas de las cuales se podían haber evitado si se hiciera una gestión ambiental responsable, acertada y consistente en las naciones, por la vida y para la vida, si consideramos que sólo en el 2011, se produjo el fallecimiento de casi 300.000 personas como consecuencia de 302 desastres, y 206 millones de personas sufrieron sus efectos. Además de la pérdida de vidas humanas, se calcula que el costo de los desastres ocurridos en las dos últimas décadas supera los dos mil millones de dólares. Los terremotos y las catástrofes relacionadas con el cambio climático contribuyeron a hacer del 2011 el año más caro de la historia en términos de costos de respuesta y recuperación posterior a los desastres.

No obstante, muchos países siguen sin invertir de manera suficiente en prevención y preparación, y muchos agentes del desarrollo continúan sin priorizar este tipo de ayuda a los países pobres. Desde la visión del "Desarrollo Sostenible", la reducción del riesgo de desastres es vital para construir un futuro más equitativo y seguro. Para que esto ocurra será necesario lograr que las inversiones en prevención y preparación formen parte de un esfuerzo sistemático para reforzar la resistencia ante los desastres.

Es importante considerar que la gestión ambiental no puede hacerse de forma espontánea; depende de los conocimientos, la reflexión y la creación de una percepción, una conciencia, un comportamiento. Se necesita un nuevo entendimiento, una nueva cultura simbólica, un nuevo paradigma. Más aún cuando nos enfrentamos a problemas globales, cuya solución no depende de un país, una región o un continente.

Para conseguirlo es necesario disponer de personas capacitadas en las diferentes áreas de la gestión ambiental, el manejo de riesgo y los mecanismos de Adaptación y Mitigación a los efectos del Cambio Climático en base a los requerimientos, realidades y experiencias de nuestro país.

Es el momento ideal para que las universidades asuman el rol que le corresponde y es formar individuos capaces, competentes, que respondan a las necesidades de transformación del territorio, de la cultura y los modos de vida, asistiendo y apoyando a las comunidades en la solución de los diversos problemas relacionados con la gestión de riesgo y la adaptación a los efectos del cambio climático.

Con la implementación de esta Maestría en Gestión Ambiental, concentración Gestión de Riesgo y Adaptación al Cambio Climático, se realizará un aporte importante al país, ya que se entregarán al mercado profesionales con una visión profunda y holística para desarrollar capacidades para el diseño, implementación y evaluación de iniciativas de adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo, a fin de intervenir de modo que pueda lograrse la preparación pertinente para responder ante los impactos y daños que, sin duda, se derivarán de la ocurrencia de estos.